alterPartner_blog1_ADENTRO_805x453

06 Ene De cómo Alter Partner llegó a ser Alter Partner

Delante del Mediterráneo vive Odile. Sus mañanas mezclan el café con las ganas de emprender un nuevo proyecto de comunicación, con algo que fuera “su proyecto”, que no tuviera que mudarse a otra ciudad o dejar de ver este mar. Porque si para algo sirve la experiencia en varias agencias de publicidad y relaciones públicas de Barcelona, Valencia o Castellón, si para algo sirve haber trabajado duro para clientes como Grupo Planeta, Movistar, el Ayuntamiento de Valencia o Amstel, es poder poner en práctica lo aprendido, estés donde estés.

En otra parte de la ciudad está Sergio. Se le ve, lleva consigo una trayectoria larga como director de arte en agencias de Latinoamérica y Europa. Con trabajos para grandes clientes, con esos que todo el mundo sueña: Renault, Heineken, Nestlé o Coca Cola estarán para siempre en su portafolio. Algo bonito le hizo desembarcar en esta costa, y vino para quedarse. Él sin nosotras saberlo, buscaba también un proyecto para crearlo, y para verlo crecer.

El traslado de Laura a Benicarló ya estaba decidido, un cóctel molotov de ilusión y también de incertidumbre. Volver después de 10 años en Barcelona, volver de la ciudad que fuera su cómplice y le permitiera trabajar en agencias de publicidad y comunicación para cuentas como Sanex, Nike, Ausonia o Grupo Puig, provocaba vértigo. Pero también sabía que un nuevo lugar siempre tiene mucho que ofrecer, quedaba tan sólo encontrar socios de andanzas y calzarse bien las botas.

Y sucedió el Big Bang, Laura se topó con Odile, y luego con Sergio, y luego Odile conoció a Sergio y los tres confluyeron, y nació Alter Partner.

alterPartner_blog1_ADENTRO_805x453_b

Odile, Sergio y Laura durante la sesión de fotos de la fotógrafa Miriam G. Troncho

Alter Partner, el ‘otro compañero’ del cliente

Echaban humo nuestras mentes para encontrar el mejor nombre al proyecto, y entre cafés y cervezas surgió de improviso la frase del latín Álter ego, “mi otro yo”, que como cita Wikipedia es alguien que se cree distinto de la personalidad normal u original de una persona. En cierta manera todos somos así, los superhéroes lo son, un creativo publicitario lo es.

Pero a la vez no somos nada si no tenemos clientes o compañeros de trabajo a nuestro lado, así que decidimos modificar la frase con permiso y cambiamos el ego por partner, compañero, para que ambos converjan y se unan en esta nueva aventura. Es crear la unión para hacer la fuerza.

El nombre estaba, faltaba la imagen, poner a punto la oficina, creérnoslo. Nuestro logotipo esconde las iniciales de Alter Partner, y a la vez concentra las dos esencias, las dos personalidades: la creatividad con la profesionalidad, la imaginación con la seriedad, el Ying y el Yang, Jekyll y Mr Hyde.

Una web “muy loca” hecha por gente seria

Nuestra página web tenía que emanar el mismo carácter que nuestro nombre, así que tras cerrar el día y hora para una sesión con la fotógrafa Miriam G. Troncho, decidimos transformar nuestras personalidades, sacar el lado más divertido y salvaje unido a nuestro yo más profesional. Y el resultado, por fin, podéis verlo. Gracias a todos los clientes que en este año ya llenan nuestro portafolio. ¡Y por muchos trabajos juntos más!

Queda tan sólo trabajar y trabajar. Y también pasarlo bien, y a veces pelearse para llegar al consenso, y aprender, y seguir, seguir hacia delante.

ComparteShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn
1Comment
  • Andrea Cardenal
    Posted at 15:50h, 08 enero Responder

    Nenas! Odile y Laura! Que orgullo, que emoción, les deseo muchísimo éxito! Ojalá nuestros caminos vuelvan a cruzarse algún día, mientras tanto las felicito por este nuevo proyecto. Besos grandotes!

Comentar el artículo

20 − Ocho =