Efecto wow cambiar el verbo verde por el de conectar

11 Jul Efecto wow o cómo cambiar el verbo vender por conectar

Seguro que alguna vez, al quedarte alucinado por algo que has visto, oído o sentido, has expresado tu sorpresa con un gran ¡WOW! Normalmente cuando algo nos maravilla o nos asombra solemos utilizar esa expresión. Eso, si lo extrapolamos al mundo de la comunicación, nos vale igual. Las marcas quieren conseguir que el llamado “efecto wow”, lo sientan sus clientes con sus eventos, acciones o promociones. Y con ese “wow” puedan afianzar una relación cada vez más estrecha con su público.

Pero antes de empezar a explicar cómo se crea, consigue o se genera ese “wow” en nuestro público objetivo, tendremos que saber qué es. El “efecto wow” tiene como objetivo crear experiencias únicas e inolvidables entre la marca y el target. Se trata de la capacidad de cambiar lo cotidiano y habitual, en extraordinario. Es crear prestigio y sentimiento hacia esa marca o empresa.

Pero, ¿cómo creamos ese efecto wow?

Para crear ese “efecto wow” se necesita tener una idea emocionante que cale hondo, que sea creativa e impactante. Y es que los seres humanos primero sentimos y luego pensamos. Además, instaurando un ambiente memorable, diferente y único, se consigue,  a través de esa idea, pertenencia del receptor hacia la marca.

Y es que el “wow” se consigue ofreciendo a nuestros públicos lo que otros no ofrecen. Pero sin repetir ni habituarlos a ello, puesto que las personas nos acostumbramos rápidamente a algo que se va repitiendo, puesto que al final no se conseguiría el efecto deseado. El valor añadido del “efecto wow” es siempre la sorpresa. El “efecto wow” debe forjar diálogo, un ejemplo de ello sería cuando te preguntan “¿Has visto este anuncio?”, y tú has respondido, “Sí, ¡es genial! ¡Me encanta!”

Por ello, el “boca a boca” es importantísimo después de generar el “wow” en nuestro público. Según un artículo de Puromarketing, no es correcto decir  la expresión: “de boca a oreja”, sino “de boca en boca”, ya que no proporciona el mismo efecto. La expresión “de boca en boca” implica que el recorrido del mensaje tiende a infinito, mientras que “de boca a oreja” parece que el mensaje haya llegado a su meta, tiene un fin.

Por otro lado, el “efecto wow”, no sólo va dirigido a los usuarios externos a nuestra empresa, sino también se debe generar en los empleados, ya que si ellos lo sienten, su marca también. El “wow” en un empleado lo vemos, por ejemplo, cuando se siente orgulloso de la campaña realizada por su equipo. O, cuando le cuenta a sus familiares o amigos sus sensaciones positivas del trabajo realizado.

Uno de los ejemplos más actuales de la experiencia “wow” es su utilización en eventos. Por ejemplo, en una cena en la que los comensales creen que sólo van a cenar y, de repente viven un momento único a través de una Table mupping, como vemos en el siguiente vídeo.

Mari Carmen Obregón, especialista en organización de eventos, asegura que existen claves para conseguir el exitoso “efecto wow” en un negocio, pero que la más importante es “cambiar el verbo vender por el de conectar”. A continuación os proponemos algunas de las más interesantes.

Ahora llega lo bueno: ¿cómo logramos ese “efecto wow”?

1. Arriésgate, o te reinventas o mueres.

2. No te marques metas a corto plazo y fáciles de conseguir. Plantéate metas casi utópicas. Sólo así conseguirás diferenciarte.

3. Haz lo más aburrido y pesado de tu día al principio del mismo. Con ello, conseguirás acabarlo con energía y poniendo empeño en las actividades más creativas.

4. Trabaja, trabaja y trabaja. Todo esfuerzo tiene su recompensa.

5. No seas “excusica”: se acabaron las exusas, nunca más digas “esto no puedo hacerlo”, “no tengo tiempo” o “es imposible”.

6. Sé un lince, las tendencias y las novedades pueden aparecer en cualquier momento.

7. Pide ayuda, no te cierres en tus pensamientos. Abre tu mente.

8. Piensa en positivo y forma equipos de personas positivas.

Otro de los ejemplos más representativos del “efecto wow” es el utilizado en los museos de ARV en colaboración con Nathional Geographic. A través del efecto 3D es posible ver el hábitat de los animales y sentirlos cerca. En este caso, tanto los niños como los padres sienten el “efecto wow”. Se convierten en los prescriptores y contarán a sus amigos la experiencia, fomentando el valor de marca.

En nuestro caso, Alter Partner consiguió el “wow” de los invitados al evento de presentación del nuevo Seat.  Los clientes pudieron experimentar el funcionamiento de la cámara 360º del nuevo modelo. ¿Cómo? Conduciendo el vehículo con los cristales tapados y tan sólo utilizando la cámara integrada en el Seat Ateca, ¡una experiencia única!

Y es que de lo que se trata, como ya hemos mencionado y recalcado tantas veces, es que lo importante para sacar un “wow” a los usuarios, es sorprenderlos.

¿Cómo hacer un mensaje wow?

1. A través de mensajes concisos y directos, ya que la media de atención  de una persona es de 8 segundos aproximadamente.

2. Mensaje claro, es decir, que el receptor reciba la información sin dificultad.

3. Muestra los beneficios y ventajas, en el caso de un producto o servicio.

4. Consigue el call to action, una llamada a la acción clara y emocionante.

5. Utiliza palabras impactantes y llamativas.

Cómo medir el wow

Efecto wow cambiar el verbo verde por el de conectar

El “efecto wow” se puede medir de forma cuantitativa. Por un lado, a través de la suma de las seis famosas W: what, who, when, why, who y where. Y, por otro, a través del análisis del aumento de clientes, visitas, producción o flujo en redes.

En definitiva el “Efecto Wow” es necesario para seguir siendo competitivos en el mundo publicitario, ya que si no consigues sorprender a tu target, éste se fijará en otras empresas. Y tu marca desaparecerá de su mente para siempre. Nuestra sociedad de sobreconsumo necesita de marcas únicas que generen experiencias diferentes y que creen comunidad de marca. ¿Eres capaz de conseguirlo?

 

ComparteShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn
No hay comentarios

Comentar el artículo

cuatro + Trece =