LINKEDIN

28 Abr Qué hacer y qué no hacer en Linkedin

Con el Día del Trabajador a la vuelta de la esquina, hemos caído en la cuenta de que hasta ahora no habíamos escrito ningún post sobre LinkedIn, la red social orientada a profesionales más usada por profesionales y empresas.

Tener un perfil de LinkedIn activo y actualizado es más importante de lo que piensas. Aunque no lo creas, abre muchas puertas, sobre todo si eres autónomo y debes buscar clientes o estás en paro. Al menos es un escaparate donde puedes conocer a profesionales de tu sector con los que colaborar en un momento determinado.

A la hora de construir tu marca personal en Linkedin debes tener en cuenta una serie de pautas que te ayudarán a promocionar tu marca y a conseguir el éxito deseado. De forma que ¡toma nota!

1. Utiliza una fotografía profesional

man-742766_960_720

Aunque parece una obviedad teniendo en cuenta que LinkedIn es una red profesional, parece que no está tan claro. Seguro que te has encontrado con perfiles que utilizan fotos de paisajes, de perros o de paisajes de ensueño adornados con una personita que ni se ve de fondo.

El objetivo de estar presente en LinkedIn  es precisamente que nos reconozcan, de forma que la foto de tu perfil debe mostrar con claridad tu rostro. A todos nos gusta ser creativos pero cuando esa creatividad interfiere en nuestra imagen profesional algo no estamos haciendo bien. Ahora bien, si eres un creativo publicitario puedes permitirte ponerte una foto imitando al Fari comiendo limones. De hecho, no es que puedes, es que debes, porque un creativo se debe precisamente a la creatividad. De modo que usar la foto de perfil de LinkedIn para ser creativo es una buena estrategia. Fíjate en las fotos de creativos publicitarios y verás de que te hablamos.

2. Mantén el perfil actualizado

Al fin y al cabo si estás en LinkedIn es para generar una red de contactos profesionales que genere oportunidades. De forma que si acabas de hacer un máster y no lo actualizas nadie lo sabrá y puede que te estés perdiendo oportunidades interesantes para tu carrera profesional.

Además es aconsejable que formes parte de grupos relacionados con tu actividad profesional y/o intereses, participando en debates y compartiendo contenido que puede aportar valor a otras personas.

3. Invierte tiempo en tu resumen

business-257911_960_720

El resumen debe ser claro y conciso, de forma que despierte el interés de quien lo lee. Eso sí, no te inventes el contenido con el único objetivo de tener un resumen impactante que llame la atención. Limítate a escribir sobre lo que haces, lo que te apasiona y por lo que destacas. Está bien intentar ser original, pero no lo fuerces. Recuerda que el objetivo es explicar a otros profesionales la esencia de tu valor añadido. Simplemente eso.

4. Utiliza el corrector ortográfico

Parece de sentido común ¿verdad? pues te sorprenderías de la cantidad de faltas de ortografía y gramaticales que cometen algunas personas en LinkedIn. Piensa que tu perfil funciona como tu currículum digital, pero con muchísimas más posibilidades. Ya que puedes llegar a contactar sin moverte de casa con profesionales de todo el mundo.

5. Comparte contenido de interés

paper-1100254_960_720

El contenido de interés es la piedra filosofal de toda red social, pero en el caso de LinkedIn adquiere especial relevancia. Y es que al tratarse de una red social de profesionales, no es aconsejable publicar cualquier cosa. Si compartes algo, que sea de interés para tu comunidad de seguidores y sector al que te dedicas. Si no, mejor evita publicar por publicar.

6. No pidas recomendaciones a todo el mundo

Para que tu perfil alcance el 100% de efectividad necesitarás, al menos, dos recomendaciones que aporten valor de personas que te conozcan y con las que hayas trabajado. Ni se te ocurra pedir recomendaciones a diestro y siniestro a personas que ni si quiera te conocen.

7. No hagas spam

spam-964521_960_720

Aunque es verdad que puede abrir muchas puertas, también es muy habitual recibir mensajes privados y masivos en los que te intentan vender algo. No es que enviar mensajes privados ofreciendo tus servicios esté mal. ¡No! de hecho deberías hacerlo. Lo que está prohibido es enviar un mensaje genérico a 50 contactos a la vez sin ningún tipo de filtro. Así que envía mensajes privados, sí. Pero personalizados y con sentido. No le ofrezcas gallinas a un ingeniero de caminos porque tal vez no le sirvan. O sí, ¡quién sabe!

 

Hasta aquí un listado de las normas más básicas de LinkedIn con el que te puedes hacer una idea de lo que puedes y lo que no puedes hacer en LinkedIn si quieres transmitir una imagen seria y profesional y sacarle rendimiento a las posibilidades que te brinda esta red social profesional. Si la utilizas seguro que lo tienes dominado, y si no ¡corre a diseñar tu perfil! Un mundo de posibilidades te está esperando.

ComparteShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn
No hay comentarios

Comentar el artículo

10 + 5 =